ECS_2016
ECS: crisis management and governance issues

International affairs, Public policy, Communications & Marketing issues from an innovative perspective

TAMZIN TOWNSEND, directora inglesa originaria de Cambridge y pasaporte de Liverpool que aterriza en nuestro país en el 1992 en Barcelona, recién llegada de la prestigiosa Universidad de Kent. Primera en su promoción. A raíz de que se ofrece a dirigir una obra de un director inglés que conocía, entra en el difícil universo teatral nacional. A partir de ahí, los dioses del Olimpo teatral le arropan y conducen a un éxito prudente, progresivo y bien merecido…



Fuente: publicación inversis_Inversis Banco
Fuente: publicación inversis_Inversis Banco
Ch.A.- Buenas tardes Tamzin, pregunta obligada: ¿qué te impulsó a ser directora?.

Tamzin.- Yo siempre he querido ser directora. Recuerdo desde pequeña cuando mi madre nos llevaba a visitar Stratford-upon-Avon (municipio natal de W. Shakespeare) y ver aquellas magníficas obras: siempre me interesaba el rol de quien tomaba las decisiones y quien orquestaba el conjunto. Posteriormente, alentada por mi madre y mi profesora de drama, cuando tenía quince años, decidí dirigir la ‘Casa de muñecas’ de Henrik Ibsen, en lugar de encarnar la protagonista, Nora, que era lo que inicialmente me apetecía. Y no he parado desde entonces... Cuando dirijo vivo la energía de cada uno de mis actores porque trabajo con cada uno de sus papeles.

Ch.A.- ¿Y por qué en el teatro y no en el cine?...

Tamzin.- Cuando llegué a España en el 92 estaba por ejemplo el Teatro Lliure. Pensé 'voilé!' Se estaban gestando proyectos impresionantes en Barcelona. Estuve quince años aprendiendo y creando. Siento que me encuentro en completa sintonía con el teatro porque cuando estoy trabajando en una obra, cada noche siento el impacto de la fila veinticinco y 1200 personas. No tiene nada que ver con la energía de una cámara. Cuando he dirigido para TV, he pecado de intentar que un actor me diera un detalle en los ensayos con la intensidad del teatro y luego resultaba excesivo porque no armonizaba con el canal de la cámara. No obstante, todo es cíclico y depende de los proyectos que se me vayan presentando. Es posible que en un futuro trabaje con la cámara de nuevo.

Ch.A.- Has comentado que España es un país donde se etiqueta fácilmente a los profesionales del círculo del arte. A tí, por ejemplo se te conoce por ser una ‘directora comercial’ tras tus éxitos con ‘El Método de Grönholm’, ‘Un dios salvaje’, etc. Y ser una directora de actores. ¿Esto qué significa para tí?...

Tamzin.- Son dos etiquetas complejas, pegajosas (gesto de repulsión). Ser directora de actores en el Reino Unido no se diferencia de un director de montaje o de escena. Una obra es una totalidad cohesiva: hablamos de un compendio tripartito: texto, actores y obra. Yo tengo una forma de dirigir muy personal, trabajando con los actores a partir de la improvisación y la creación del personaje. Solemos utilizar de 2 a 3 semanas improvisando antes de comenzar con el texto (a memorizar); elaboramos de manera intensiva el personaje. Por otro lado, la etiqueta de ‘comercial’ está mal utilizada: pienso que hay buen y mal teatro; teatro que interesa y teatro que está desfasado... Actualmente tenemos muy buen teatro en España: ahora mismo en Madrid, por ejemplo, en la Abadía hay una producción de Alfredo Sanzol; también el dramaturgo argentino Ariel Dorfman ha realizado un trabajo extraordinario con su ‘Purgatorio’ y Viggo Mortensen (obra dirigida por José María Mestres en las Naves del Español). Mi pregunta esb[ ¿por qué no puede haber teatro que genere beneficios, al tiempo que su contenido sea interesante (intelectual o no, según lo requiera el texto) para nuestro público?. A fin de cuentas el teatro se crea por y para el público de aquí y ahora.

Fuente: publicación inversis_Inversis Banco
Fuente: publicación inversis_Inversis Banco
Ch.A.- Tú estuviste viviendo en Barcelona quince años y llevas unos cuatro-cinco en Madrid. Estás casada con un actor español (Francesc Albiol) y tienes 2 niñas (‘guapísimas ambas’ añade Tamzin). Por favor, facilítanos b[3 grandes virtudes del español y 3 detalles que mejorarías para que fuésemos más eficientes en lo laboral ]b(en tu entorno profesional particularmente). ¡Mójate un poco!.

Tamzin.- Primero los horarios: prefiero el horario británico ‘9 to 5’. Comes más ágilmente, trabajas dentro de esa franja más ‘acotada’ y te vas a casa a descansar o desarrollar lo que tengas pendiente. Es como los ensayos en Inglaterra: tres semanas intensivas (8 horas diarias) con el texto memorizado y el escenario montado. En la última semana montas la obra y se queda preparada para el estreno. En España los ensayos se pueden alargar a mes y medio, dos meses: esto implica una pérdida de tiempo, dinero y energía innecesaria/s. Evitaría las etiquetas, es fundamental ampliar las miras, eliminar los prejuicios vanos: habría que visualizar el panorama global y no el ‘detalle crítico’. Un ejemplo gráfico: en el Reino Unido, Phyllida Lloyd, directora de Mamma Mía (musical y film), tiene la múltiple faceta de realizar ópera, abordar un Shakespeare y producir West End y ¡todo el público y la crítica lo ven como algo perfecto!.
Al tiempo, adoro España: sus microclimas; las Islas Canarias, donde tengo unas maravillosas relaciones personales; el enclave donde está situado el país y sus islas, como puente entre África y Europa. Inglaterra es una isla con un clima horrible… ¡El clima de España es extraordinario!. El arte culinario español es muy variado y también muy destacable: además del vino y el jamón. Aunque quiero decir que me gusta la cocina hindú, como parte de la cocina inglesa. Porque no sólo tenemos ‘Roast beef y Yorkshire pudding’, nuestra cocina es mucho más amplia. También está la cocina china, italiana…

Ch.A.- Tamzin, ¿pero la cocina hindú es, en realidad, una anexión de cocina colonial a un concepto de cocina británica etérea, que, en realidad, es inexistente?... De todos modos, como estamos hablando de la cultura culinaria nacional, posiblemente sea buena combinación el jamón curado y vino de reserva de aquí con los hindús de Londres y Yorkshire (donde vive su madre) que nos apuntas cuando estrenes un musical y se lance una gira paneuropea transcontinental (sonríe con vivacidad y picardía). No obstante, tocamos esto más adelante…

Ch.A.- Desde septiembre 2011 coordinas el Grado de Artes Escénicas y Mediáticas de la Universidad Europea de Madrid. Se trata de un título muy innovador que hacía falta en nuestro país para los que quieren estudiar artes escénicas (no actuación). Por favor, háblanos algo más de ello de forma concreta.

Tamzin.- Se trata de una formación de cuatro años bilingüe muy competitiva. Una licenciatura oficial en artes escénicas que tiene parte de actuación, dirección y producción: es decir, un grado extraordinariamente completo. También tenemos un doble grado de audio-visual complementario. En este momento estoy desarrollando dos asignaturas: una de historia y otra de teatro moderno (entre el amplio programa del curso). Estamos realizando un recorrido por obras y directores de maestros de primerísima fila como K. Stanislavski, Brecht, Strindberg, Chéjov, etc. A nivel de infraestructura, además de los teatros de la Universidad (tenemos uno más pequeño y otro nuevo que están ultimando), contamos con una serie de acuerdos con Arteria (Teatros Calderón/Häagen-Dazs, Coliseum) para hacer prácticas de iluminación, sonido, etc. Por lo tanto es una licenciatura con una formación empírica muy sólida y un apoyo práctico integrado. ¡Nuestros alumnos están totalmente fascinados con el proyecto!.

Ch.A.- Coméntanos las salidas profesionales de ésta carrera.

Tamzin.- Como salidas puedes ser profesor/a de teatro, crítico/a de teatro, trabajar en la infinidad de red de teatros nacionales y salas privadas que existen. Dedicarte a la investigación. El abanico de salidas profesionales es bastante amplio.

Fuente: publicación inversis_Inversis Banco
Fuente: publicación inversis_Inversis Banco
Ch.A.- Y tú siendo el alma de éste grado: como coordinadora, tutora, profesora, ¿puedes sincronizar tus funciones ‘docentes’ con las de directora?.

Tamzin.- Absolutamente, tenemos 18 alumnos muy brillantes en la UEM. Doy dos días a la semana de clase y el resto estoy atendiendo mis producciones. No obstante, normalmente, suelo invitar a mis alumnos a los ensayos claves (ej. previa, ensayo con público) de las producciones profesionales para que aprendan sobre la marcha cual es la realidad de la industria.

Ch.A.- Tamzin, cambiando de tercio, ¿nos puedes listar las 5 características de un buen director de actores, desde tu punto de vista?.

Tamzin.- Tienes que inspirar confianza y gustar a los actores (1) porque son seres únicos y creativos. Aman lo que hacen. Han de estar con la ‘energía abierta y los sentidos receptivos’ (expresión muy de teatro). Es absolutamente vital ser cuidadoso y trabajar con esmero el texto y su mensaje, la forma (2). Y por último, la paciencia (3), la energía (4) y la capacidad de trabajo durante el tiempo que estás (5). Dirigir una obra es un ‘sprint’. Aunque para los actores es un maratón, porque ellos continúan hasta que la obra se quita de cartel.

Ch.A.- ¿Qué es lo que te mueve a la hora de trabajar con los actores y cuando preparas una producción con tu ‘sello’ para estrenar delante de un público, ya sea en un gran teatro o una sala de menor capacidad?.

Tamzin.-
El texto y los actores. ¿Qué más hay?... Por su puesto el público, pero esto viene a continuación. El sello de dirección ha de estar siempre ahí pero sutilmente, como un membrete translúcido.

Ch.A.- Te gusta la comedia ácida (ej. ‘Tócala otra vez, Sam’ con Luís Merlo y María Luisa Barranco; ‘Un dios salvaje’ de Yasmina Reza con Aitana Sánchez-Gijón, Maribel Verdú y Antonio Molero), la tragedia (ej. ‘Días de vino y rosas’ con Carmelo Gómez y Silvia Abascal). Ambos géneros los manejas con total destreza y soltura. Pero nos gustaría verte con un musical o un clásico afín a tí (Shakespeare): ¿esto cuándo va a ocurrir?...

Tamzin.- He dirigido bastantes Shakespeares. Anhelo dirigir un musical del tipo de ‘Sometimes’, que va a dirigir próximamente Mario Gas, o ‘Follies’ de Stephen Sondheim. De hecho, estoy trabajando en estos momentos en un proyecto de un musical con mi amigo David. Me gustaría dirigir ‘Company’, el libreto es de Stephen Sondheim, y la música/letra de George Furth: tengo debilidad por este autor. ‘Nine’ me parece una historia fabulosa (de Arthur Kopit, con música/letra de Maury Yeston; basada en la película semi-autobiográfica de Federico Fellini ‘8½’). ‘She loves you’ es otra gran posibilidad…

Ch.A.- …Con esencias de John Lennon y Paul McCartney y su música de Liverpool (compatriotas tuyos)…

Tamzin.- Yo siempre trabajo muy en conexión con la música. Colaboro con un violinista ruso y un pequeño ‘think tank’ de músicos y artistas conocidos para fabricar proyectos que vayan un ‘step’ (peldaño) más allá. Pienso que los grandes directores dirigen musicales. Un ejemplo dorado es el ‘Macbeth’ de Trevor Nunn que ví en el año 77 (Royal Shakespeare Company): ¡excitante, asombroso!. Había un círculo blanco de tiza inmenso en aquel teatro de Stratford-upon-Avon, los actores sentados en cajas de madera. ¡Una música que te ponía los pelos de punta. Un olor penetrante, una sensación que te generaba un escalofrío constante!. Este era Trevor Nunn, director años después de ‘Les Misérables’ en Broadway. Tampoco descarto dirigir clásicos españoles: hice un ‘Don Juan Tenorio’ en Las Palmas con el que me sentí bastante cómoda con acróbatas, músicos rusos y tuvo mucho éxito... ¡Fue una mezcla visceral y potente!.

Fuente: publicación inversis_Inversis Banco
Fuente: publicación inversis_Inversis Banco
Ch.A.- Háblanos de las 2 obras que tienes en éstos momentos en cartel: ‘Fuga’ (hasta el 8 de enero 2012 en el Teatro Alcázar de Madrid) y ‘Verano’ (de gira).

Tamzin.- Son dos comedias compuestas por dos grandes autores nacionales amigos y encima están VIVOS (aflora el sarcasmo británico). ‘Fuga’ es una obra de Jordi Garcerán. Nos conocemos bien porque hemos trabajado en montajes míos anteriores (‘El Método Grönholm’, ‘Palabras encadenadas’ y el policíaco ‘Carnaval’). Nos entendemos muy bien y para mí trabajar en y con una obra de Jordi es un placer. Cuenta con un reparto muy especial: Amparo Larrañaga, José Luis Gil, Kira Miró, Francesc Albiol y Mauro Muñoz Urquiza. Un equipo perfecto para una comedia de enredos bien dosificados y trampas divertidas…

Y ‘Verano’ es de Jorge Roelas, un gran actor con una singular vena cómica. Estrenamos en verano en Córdoba y ahora está de gira por el territorio nacional: en estos momentos se encuentran en Burgos. Es la historia de tres mujeres (Ana Marzoa, Ruth Gabriel y Linda Navarro) insatisfechas pendientes del amor de un mismo hombre que ha marcado sus vidas.

Ch.A.- ¿Qué tipo de montaje prepararías para proyectar la situación actual de nuestro país?.

Tamzin.- Hace unos meses, un medio popular generalista me planteó una pregunta similar y le respondí ‘Esperando a Godot’. Ahora toca algo distinto: bien acción, siendo más positivos o lo que denominamos en Inglaterra el tipo de teatro de ‘feel good play’: es decir, el público va al teatro para relajarse y olvidar las presiones en el entorno laboral, la hipoteca, las tensiones familiares, etc. Pertenecemos al ‘showbiz’, la industria del espectáculo para ofrecer al público la posibilidad envolvente durante la hora y media/hora y 50 min. que dura la obra de que se olviden de todos sus problemas. ¡Es una especie de catarsis desintoxicante, que penetre por las retinas, los oídos y el resto de sus cinco sentidos hasta el espíritu para hacerles sentir bien. Trasladándoles a otra dimensión!.

Ch.A.- ¿Puede gestionarse el teatro como una industria, como sucede en Inglaterra y otros países de la UE?. Es decir, como una empresa que genera beneficios con una infraestructura sólida detrás y unos inversores solventes, etc.

Tamzin.-
Definitivamente, pero sin olvidar que trabajamos con emociones, piel y alma de personas a fin de cuentas. Los profesionales de esta industria rendirán más cuanto mejor se les trate. Metafóricamente, yo me considero una buena directora, como comentábamos antes, porque sé llevar a mis actores/mi equipo, razono sin imponer mis reglas y mi disciplina; logrando que se suban a mi barco, nuestro barco. Nunca humillo. Puedo dar órdenes rotundas pero siempre dentro de un trabajo en equipo jerarquizado y coordinado. Es la única forma lógica para que el proceso resulte productivo y creativo. Es un trabajo vocacional, en la mayoría de los casos, y tratamos con arte y la energía creativa de profesionales: la creatividad y el talento (verdaderos) son valores que en España a veces se menosprecian y los considero preciadísimos y delicados. Sin embargo, casi siempre se puede encontrar un punto de equilibrio para generar proyectos productivos para ambas partes.

Ch.A.- Se critica a algunos directores de teatro de este país de carecer de espíritu empresarial, innovador, comercial si me apuras… Ahora bien, en los últimos años, se han introducido tanto en Madrid como en Barcelona productores extranjeros apostando por nuestro mercado y talento e invirtiendo en géneros como el musical. De hecho, Madrid es la tercera ciudad del planeta en producción de musicales. Unamos esta reflexión al mundo de la banca. Es decir, la morfología de la estructura teatral española está cambiando a marchas forzadas: ¿Consideras que los universos de la banca y el teatro pueden encontrar ese punto de equilibrio y negociación para interrelacionarse en un futuro a fin de gestionar y mover proyectos culturales a nivel nacional y paneuropeo?.

Tamzin.- Siempre (contundente), pero manteniendo el flujo del diálogo para no pisar la creatividad del arte. De lo contrario, se convierte en un diálogo de sordos que no posibilita una sinergia real. Es cierto, en los últimos tres-cuatro años hemos sido espectadores a una completa metamorfosis del panorama teatral español. Tenemos productores y talentos de toda Europa y EE.UU. viniendo a España, especialmente a Madrid, a montar obras y musicales: algo está muy positivo está comenzando…

Ch.A.- Ahora es necesario que nos los empecemos a creer realmente y se informe a los inversores nacionales de las oportunidades que van surgiendo sobre la marcha para que puedan participar en dicho cambio.

Por último, comparte con nosotros tus deseos para el 2012. Intentemos afinar y ser precisos: ¿qué aspiras a consolidar en el próximo año?.

Tamzin.- Me gustaría dirigir un musical innovador, único, impactante. Quisiera poner en marcha un proyecto muy interesante que tengo de una obra de Shakespeare... Por supuesto, he apostado para que el Grado en Artes Escénicas de la Universidad Europea de Madrid se posicione y afiance en su segundo año. Quisiera que lo que llevo sembrando dé sus frutos. He cosechado y regado mis proyectos especiales durante unos cuantos años y... ¡El 2012 es tiempo de recolección!.

2012 es un año en el que tengo puestas bastantes esperanzas en el ámbito personal y profesional.

Es curioso porque al cierre de ésta entrevista, algo mágico tiene Tamzin Townsend que nos da que pensar... En hora y cuarto de entrevista hemos estado absortos en su ferviente pasión por su trabajo vital. Mientras hablaba de teatro y del panorama energetizante, positivista socio-cultural nacional, no hemos mencionado ni una sola vez la palabra ‘crisis’. Esta es una muestra de su carismática feel good culture.

› Entrevista originalmente realizada para la 7ª edición del soporte de comunicación interna 'INversis', versiones impresa y online (Inversis Banco, sede central en Madrid, España).

› links de interés: María José Zulueta_Vihana Producciones

Autor / journalist: Christopher O. de Andrés.
Fotógrafo/s: F. Javier Estrada.



Search