ECS_2016
ECS: crisis management and governance issues

International Affairs, Governance, Crisis management, Advocacy, and Human Rights issues from a new perspective.

Washington.- El presidente TRUMP planea asignar a Stephen A. FEINBERG, un multimillonario de Nueva York y persona de confianza del Presidente (actualmente miembro del Consejo Asesor Económico del Presidente), para liderar una amplia y profunda revisión de las agencias de inteligencia estadounidenses, según funcionarios de la administración. Una acción que los miembros de la comunidad de inteligencia temen que podría restringir su independencia y reducir el flujo de información; lo cual entra en conflicto con la cosmovisión del Presidente.


Stephen A. FEINBERG, a la derecha, fundador de Cerberus Capital Management, en el Capitolio en diciembre de 2008. Fuente: the New York Times.
Stephen A. FEINBERG, a la derecha, fundador de Cerberus Capital Management, en el Capitolio en diciembre de 2008. Fuente: the New York Times.
El posible papel de Stephen A. FEINBERG, cofundador de Cerberus Capital Management, se ha enfrentado a una feroz resistencia entre los funcionarios de inteligencia tras las críticas que la comunidad de inteligencia ha recibido del Sr. TRUMP durante la campaña presidencial. Recientemente el Sr. TRUMP culpó a Michael T. FLYNN, su Consejero de Seguridad Nacional, por las fugas de la comunidad de inteligencia, episodio que culminó en la dimisión del Sr. FLYNN.

El Sr. FEINBERG, tiene estrechos vínculos con Stephen K. BANNON, Estratega Jefe del Sr. TRUMP y Jared KUSHNER, yerno del presidente. La Casa Blanca aún está trabajando en los detalles de la revisión de los cuerpos de inteligencia. Al tiempo, llevar al Sr. FEINBERG a Washington para desarrollar la revisión es visto como una forma de inyectar un personaje político leal a TRUMP en un micro-universo blindado; acción que la Casa Blanca ve con sospecha. Más aún, los altos funcionarios de inteligencia temen que el Sr. FEINBERG esté siendo preparado para un alto cargo dentro de una de las agencias de inteligencia. El Sr. FEINBERG carece de experiencia en el universo de la seguridad nacional y su mayor proximidad con estas espinosas cuestiones procede del control que actualmente tiene su empresa, Cerberus Capital, sobre dos fabricantes de armas y los jugosos contratos que ha cerrado con el Departamento de Estado.

A través de Cerberus, su compañía de capital privado, el Sr. FEINBERG tiene fuertes lazos con la industria contratante del Gobierno. Cerberus posee DynCorp International, que ha tenido un portfolio de sólidos contratos en el marco de la seguridad para el Departamento de Estado y otras agencias. De hecho, DynCorp está ahora focalizando acciones en una importante disputa legal por el cierre de un acuerdo legal del Departamento de Estado de 10 billones de dólares, que previamente servía como marco operativo para proporcionar apoyo aéreo para las operaciones antinarcóticos en el extranjero.

John F. KELLY, el nuevo Secretario de Seguridad Nacional, recibió USD 166.000 al año como consejero de DynCorp hasta ser integrado en el nuevo gobierno. Cerberus también es propietaria de Remington Outdoor, un importante fabricante de armas de fuego. En 2008, el Sr. FEINBERG también consideró invertir en Blackwater, la firma de seguridad fundada por Erik PRINCE, un ex miembro de los Navy SEALs, antes de que fuera finalmente adquirida por otros inversionistas.

Stephen K. BANNON, estratega jefe del Presidente, y Jared KUSHNER, yerno de TRUMP, en la Oficina Oval en febrero 2017. Fuente: the New York Times.
Stephen K. BANNON, estratega jefe del Presidente, y Jared KUSHNER, yerno de TRUMP, en la Oficina Oval en febrero 2017. Fuente: the New York Times.
En una serie de cuestiones -incluyendo el acuerdo nuclear de Irán, la utilidad de la OTAN y la mejor forma de combatir la militancia islámica- gran parte de la información y el análisis desarrollados por las agencias de inteligencia estadounidenses contradice las posiciones políticas de la nueva administración. El cisma es mayor cuando tratamos la geopolítica de Rusia y su Presidente Vladimir V. PUTIN, a quien el Sr. TRUMP ha elogiado repetidamente, mientras rechazaba los espinosos comentarios de inteligencia estadounidenses de que Moscú buscaba promover su propia candidatura.

En este contexto, el Sr. TRUMP ha nombrado a Mike POMPEO, ex congresista republicano de Kansas, para dirigir la CIA, y al ex senador Dan COATS, un republicano de Indiana, para ser el director de la Inteligencia Nacional (a fecha de hoy, pendiente de confirmación). Mientras que el rol potencial del Sr. FEINBERG en la Casa Blanca se sigue con intensa especulación entre los profesionales de la inteligencia; quienes temen que este último se postule para una posición poderosa dentro de la comunidad de inteligencia. Informes de que el Sr. FEINBERG estaba bajo consideración para ejecutar el servicio clandestino sacudió a la comunidad de inteligencia en las últimas semanas, elevando la contingencia de un control directo de Washington sobre la inteligencia norteamericana: en un momento precario en que los vínculos del Sr. TRUMP con PUTIN están siendo investigados por el FBI Y los comités del Congreso. En este agitado marco, la hipótesis de que el Sr. FEINBERG pueda liderar una revisión de las agencias de inteligencia, contratado por la Casa Blanca, ha suscitado lógicas preocupaciones en la comunidad de inteligencia.

El Sr. COATS está especialmente alterado con lo que él ve como un movimiento por el Sr. BANNON y el Sr. KUSHNER para dejarlo fuera antes de que incluso se confirme su puesto. Él cree que la revisión afectaría a una parte central de su papel como el director de la Inteligencia Nacional (IN) y teme que si el Sr. FEINBERG trabajara en la Casa Blanca, podría convertirse de forma ágil en la ‘voz dominante’ en asuntos de inteligencia. El reto es menos inmediato para el Sr. POMPEO, quien no percibe como una necesidad urgente ejecutar una purga de la comunidad de inteligencia, pero entiende que se trata de una acción más efectivista que el nombramiento de un profesional ajeno a las operaciones diarias de inteligencia, como es el caso del Sr. FEINBERG, quien desempeñaría un proyecto con autoridad real sobre la IN.

Mike POMPEO, centro, en el acto de toma de Oficina y juramento como Director de la CIA en enero 2017. Evento dirigido por el Vicepresidente Mike PENCE. Fuente: the New York Times.
Mike POMPEO, centro, en el acto de toma de Oficina y juramento como Director de la CIA en enero 2017. Evento dirigido por el Vicepresidente Mike PENCE. Fuente: the New York Times.
Numerosos funcionarios de inteligencia se preguntan qué propósito serviría una revisión de la inteligencia de la Casa Blanca, además de posicionar al Sr. FEINBERG para un papel más estratégico en un futuro a corto plazo. Como destaca el diario the New York Times y la CNN, los cambios más significativos a implementar en la comunidad de inteligencia requerirían un acto del Congreso. Hecho que, en última instancia, se opondría a cualquier idea o propuesta que el Sr. FEINBERG presentara. Incluso con una mayoría republicana en ambas cámaras, parece poco probable que el Congreso acepte cambios relevantes en cualquiera de las agencias de inteligencia.

Las tensiones entre la comunidad de inteligencia y la Casa Blanca ya están escalando una crisis en varios frentes. Antes de que el Sr. FLYNN fuera expulsado, Robin TOWNLEY, una de sus principales ayudantes, fue negada una autorización de seguridad (security clearance) por la CIA. Más aún, la desconfianza sobre la comunidad de inteligencia se ha estado construyendo durante años en los círculos políticos conservadores, durante el gobierno de Obama, cuando agencias como la CIA fue vista como una entidad excesivamente politizada.

El político republicano por el Estado de Iowa, Steve KING, comentaba recientemente en una entrevista que “muchos funcionarios de la comunidad de inteligencia contaban con credibilidad, pero no todos". "Hay funcionarios que deben ser extirpados", apuntaba King. Otro legislador republicano avanzaba que la opinión predominante en la Casa Blanca es también que las agencias de inteligencia en EEUU estaban faltas de una 'criba purgativa'.

Una vez más, en su breve mandato, parece que TRUMP destaca más por generar discordia y conflictos que por evitar una crisis potencial. Este caso no está siendo una excepción, pese a que ahora el objeto de sus cóleras impulsivas podría convertirse en su propio ‘Caballo de Troya’.

Posted by Christopher O. DE ANDRES, on Saturday, February 18th 2017 at 08:07 | Comments (0)

Search